lunes, 14 de septiembre de 2009

Sobre la ley de comunicación audiovisual

Primero escuchá a Victor Hugo

después

un personaje que no me termina de cerrar, pero opino igual en todo.

4 comentarios:

Emiliano dijo...

Interesante enfoque el del chaboncito de Criticadigital, es bastante objetivo (a Victor Hugo lo vi muy sesgado por el odio a Torneos y Competencias).

Mira, yo toy leyendo la ley para tratar de llegar a un entendimiento por mi parte, por el momento, tiene sus puntos buenos, pero lo que me preocupa son sus puntos oscuros, y el mas grande de ellos es el organismo de control: no me gustaria que el ejecutivo pueda decir que licitacion revocar y cual entra en juego; y no solo lo digo por mi odio a flor de piel a los K; escapa a eso; imaginate si el dia de mañana suben ... nose ... otros mercenarios golpistas al poder que descuartizan gente .. ¿te parece dejarles el poder de quien elige que medios puedan estar al aire o no? ¿y si te toca un chavez, y empieza a bajar radios como muñequitos?

Despues hay un punto medio cachivache en la nota; no se, empieza a hablar que clarin y los canales de tv privados exparsen analfabetismo y buscan hacer mas estupidas a la gente .. ugh?!? aca se le escapo un poquito de sentimiento personal me parece; primero que no lo veo tan asi, segundo que uno por suerte tiene el poder de elegir que mirar y que no; a mi nadie me pone un rifle en la cabeza para que mire tinelli y con eso volverme mas pelotudo y que sea mas dosil. Esta mas apegado a la libertad de eleccion, que a la libertad de expresion este punto, pero bueh.. me fui de tema yo tb.

En fin, da para largo esta ley, y en este cosito de comentario tampoco da para hablar tanto!!
Por mi parte, todo lo que viene de los K, me da recelo y desconfianza, pero bueno .. estoy leyendo la ley para tratar de ser objetivo yo tambien, espero que salga algo bueno de esto y que no sea otra de sus batallas epicas que estan manteniendo con el "Gran Grupo" .. porque al fin de cuentas, les importa tres carajos lo que le pase al pueblo y traen a luz de todos sus interminables cruces con los grandes fuerzas del sector privado, y nosotros nos quedamos asi sentaditos viendo como se "acuchillan" unos a otros ... siempre es lo mismo este pais .......... que se yo

Martín dijo...

Veamos Emi: aunque esto da para largo y tampoco tengo una posición tomada, voy a hacer uso de este espacio para comentarios. Eso si, me mata que estés leyendo la ley. El chaboncito es Martín Caparros, periodista y escritor que tal vez viste en algún lado, demasiado reconocible por sus enormes bigotes. Con respecto a Victor Hugo, a mi me gana por goleada, pero no te olvides que TyC es parte del Grupo Clarín, así que no dejamos de hablar de lo mismo. En todo caso, si nunca chusmeaste, buscá en google el mapa de los medios audiovisuales, ahí vas a tener una idea más cabal sobre los monopolios audiovisuales. En ese sentido, me parece que el punto más discutible y poroso de la ley es el organismo de control estatal. Ahí no se que pensar, si puede terminar siendo un órgano de control importante o solo es el elemento del cual se agarran los grandes medios para construir esta maquinaria de oposición a la ley (y ese aparato enunciativo que habla de “Ley de Control de Medios K” en lugar de “Nueva ley audiovisual”) Por eso me pareció interesante lo que menciona Victor Hugo sobre el COMFER.

A mí, desde ya, me parece absolutamente siniestra la maquinaria de enunciación de los grandes medios (digamos, si querés, de Clarín) Y me da risa y terror ese eslogan de “mostrando la realidad de todos los argentinos”. Desde ya, esta ley los perjudica notablemente: implica su disolución. Son grupos empresariales que operan desde la oscuridad, en un punto estaría bueno que operaran como los medios norteamericanos que se posicionan de entrada a favor o en contra de tal gobierno. El New York Times es, si mal no recuerdo, decididamente demócrata. La pregunta es: ¿Cómo defendés tus propios intereses de clase ocultando que estás defendiendo tus propios intereses de clase? Es el mismo procedimiento que llevó adelante “El campo” hace unos meses: trasladando una amenaza intrínseca de clase a toda la sociedad. En este caso: “nos quieren robar de la voz de todos los argentinos” “se quieren apoderar de nuestra palabra”. Es probable que no sea otra cosa que una puja de interés contrapuestos entre dos sectores sumamente poderosos, dos sectores, pongamos la oligarquía gubernamental y los monopolios empresariales, que siempre fueron de la mano. Ahora esto se quebró y los K quieren boicotear a los grandes grupos audiovisuales. Pero en todo caso esto propone una democratización, una descentralización y una apertura para mi re-contra bienvenida: que de pronto uno o dos grandes grupos dejen de dominar la agenda pública, dejen de dominar los flujos de información y de establecer “aquello que tenés que saber, aquello que está pasando”, transformando “la realidad” de acuerdo a sus intereses. Reitero: quizá haya muchos puntos a corregir en la ley, por ejemplo, darle mayor civilidad y democratización al organismo de control. Pero la oposición, más allá si defienden o no intereses empresariales, no hacen otra cosa que legitimar una ley de hace 26 años, completamente oligopólica. También creo que el apuro de los K por sancionarla es oscura, pero también creo que si no es ahora, no será nunca. Y tampoco puedo estar seguro de los interese estatales detrás de esto ¿no?

Martín dijo...

Con lo otro que decís: soy medio anarquista, me encantaría que unos golpistas tomen el poder y socaben el estado (jajaja) Me decís: “¿te parece dejarles el poder de quien elige que medios puedan estar al aire o no?” Pregunto: “¿te parece dejarles el poder a los multimedios de elegir que realidad va al aire o no?” Es un poco extremo lo que digo, ya sé.

El punto medio cachivache de la nota: yo si creo que hay una mediocratización cultural extraordinaria. En ese punto, lo mas veo son los partidos de básquet que pasa la tele pública, las pelis que pasa a la medianoche dicho canal y cositas del canal Encuentro. Y vos podés elegir porque tenes ese pensamiento crítico y escuchabas Radio Kabul Emi (jaja), en todo caso, pasa por la oferta. Digo: ¿Cuántos medios alternativos hay? ¿Cómo podés acceder a otra realidad de la que ofrecen los multimedios? ¿Solamente a través de blogs, de FM La tribu?

En fin, escribí una locura nene, pero, en eso si estamos completamente de acuerdo: me da recelo y desconfianza lo que viene de los K… abrazo!

Male dijo...

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-131800-2009-09-15.html