miércoles, 30 de julio de 2008

Luces

Hago pis en la calle
con el morral cruzado
como una línea de fracción:
¿qué números o pedazos tatuados
con esmero sanguíneo
divide?
De arriba hacia abajo
no se sabe que llega
quién se va
cruzando el pecho hasta la cintura
así
dejando fuera los ecos
luminarias
este/oeste de mi continente.

O visto de otra forma
hasta acá lo que fue tuyo
el resto mío
como una línea imaginaria en el océano
o un señalador azul en un libro
de Akutagawa
que subdivide la pulpa del núcleo
lo fresco de lo ajeno

esta carga pesadísima
sobre mi animal de lomo ancho.

8 comentarios:

luisa ballentine dijo...

Qué joya, Martín Jali.

Mariana dijo...

Definitely...
Una joya luminosa. Me gustó esto tin:

¿qué números o pedazos tatuados
con esmero sanguíneo
divide?

Ediciones de autor para plegar, desplegar y replegar. dijo...

para mi casi justo debajo: desde cruzando el pecho hasta animal de lomo ancho, con especial detenimiento "luminarias", "este/oeste", "señalador azul en un libro
de Akutagawa que subdivide la pulpa del núcleo, lo fresco de lo ajeno"
abrazo, che

Martín dijo...

Ey, gracias por pasarse y por sus palabritas al poema gente!!

Abrazos grandes!

pd: Si, chica(s) desplegada, tengo la sensación de que en algún momento se pone en juego otro ritmo, y quizá coincide con las luminarias y el señalador que vos marcás...

derian dijo...

Leí las dos versiones y esta es muy superior.

Melina dijo...

Martincho! Qué placer encontrarte en estos trazos enormes.
Beso.

Fideos con manteca dijo...

ta gueno

Cíclopa dijo...

Este sitio tiene color de la casa de la infancia