lunes, 28 de julio de 2008

Batman: El caballero oscuro




Se entiende que este blog es bastante ecléctico, aunque alguna vez, acá y acá, ya habíamos hablado de cine. Jamás de historietas, aunque tengo pensado escribir sobre algunos personajes de comic un día de estos. Sucede que vengo de ver la película del encapuchado, del maniático millonario que se disfraza de rata gigante y sale a combatir el crimen por las noches. Es difícil escribir sobre algo que a uno le ha gustado muchísimo, más sencillo ponderar las críticas que despierta un disco, una película, un libro. A Batman empecé a leerlo de pibe, hay una saga fabulosa llamada Justicia ciega, en la cual, se decía, iba a basarse Christopher Nolan (a esta altura, un director que ha renovado las bases del thriller norteamericano) y su hermano guionista para esta película. Es un mini-book de tres historietas de alrededor de 50 página cada una, mucho antes de que Batman apareciera peleando contra Depredador, o combatiendo al Ku Klux Klan o en la saga Veneno, cuando retoma las corridas del justiciero oscuro con cincuenta y pico de años, algo esquizo e inflado de anabólicos y anfetas. Pareciera que el personaje creado por Bob Kane siempre ha dado letra a las más fantásticas y perturbadoras imaginaciones. Volvamos: en Justicia ciega un Bruce Wayne paralítico es acusado de comunista, lo que Nolan seguramente reformularía como un millonario que sostiene con sus fondos al terrorismo (fundamentalista o no) mientras Batman se las tiene que ver contra una organización de asesinos a distancia, surgida como un departamento de la propia Waynetech a finales de la primer guerra mundial. La novela gráfica (y está bien llamarla así) es excelente, si pueden conseguirla, haganlo, es mas que recomendable. Para el que no vio El Caballero de la noche, los mismos dilemas se van trazando tanto en la peli como en el comic. También me hizo pensar en La broma asesina, cuando la locura del Guasón y de Batman logran emparejarse: ¿A quién le funciona peor, al payasito que reparte caos o al tipo que se viste de murciélago y pretende acabar con el mal a golpe de puño?

En fin, vayamos a la peli: esta nueva versión de Batman deja atrás todo el cine de superhéroes que se ha filmado hasta ahora, no es que abra grietas o asuma una nueva búsqueda estética (como el Hulk de Ang Lee) sino que la película de Batman es muchísimo más que eso: encerrarla en ese cluster es minimizarla, las resonancias se expanden como los brazos de un río. Para empezar, un bestial Ledger le pone tanta locura al Guasón que lo convierte en un terrorista paranoico (que deja de ser caricaturesco o simbólico, como el ideado por el gran Jack, para convertirse en un tipo jodidamente verosímil que (sobre)vive del caos. El guión, los diálogos y la dirección son excelentes. Las escenas de acción de las mejores que he visto. La música de Hans Zimmer es perfecta, junto con el crescendo que se convierte en un ruido metálico sobre el final del film. La tensión que va en aumento, por así decir, porque hay varios momentos en que hay que agarrar con fuerza la butaca: cosa que hice, a pesar de lo horrible que es ir al cine en vacaciones de invierno. Nolan hace maravillas, especialmente con la dosificación del tensiometro, lo alarga, lo pluraliza, se permite ir repartiendo varias historias (no solo la de los personajes principales, vean sino la escena del transbordador) historias cuyo catalizador parece ser el Guasón (sino lo dije, Ledger la rompe) Sorprende pensar que a partir del personaje del Joker se van tejiendo las otras historias (¿era en principio un personaje secundario que se terminó comiendo la película? Difícil, su protagonismo es claro, aunque quizá menor que el del fiscal Dent. Aún así, no conviene olvidarse del resto del reparto, que la deja chiquita y están impecables, todos y cada uno, ni del golpeador Bale, el mejor Batman de la historia) Otro asunto es el hiperrealismo que le imprime Nolan: baja el film a la calle, a la humedad y la brea, Ciudad Gótica ya no es el romanticismo burtoniano sino lo mas parecido al Chicago de la década del veinte, dominada por Capone, en la que se inspiró Bob Kane para fundar su ciudad del crimen, pero ahora, con Nolan, se convierte en la city perversa del siglo veintiuno, oscurísima y perturbada.
En fin, me quedan muchísimas cosas en el tintero: por lo pronto, El caballero de la noche es una película extraordinaria y muy recomendable. Vayan a verla y me cuentan.


5 comentarios:

Luisa Ballentine dijo...

Cómo se nota cuando un fanático del cine ve una película y cuando un simple ciudadano del universo (más aficionado a la vida que a las historias de ficción) se sienta frente a la misma pantalla.

Voy a poner unas risas ahora. )Jajajaja(

Creo que vimos dos películas opuestas, jajajaja (risas improvisadas). No, no. Avalo todo lo que dices pero... es una peli. No se acaba el mundo. No pasa nada. Es una peli.

No sé si podría referirme así, con esta vehemencia apocalíptica, alguna vez a algún producto. Capaz que sí. Pero es una peli.

La recomiendo 100%, y eso que es la primera que he visto de Batman y si no me hubieran invitado no hubiera ido por mi cuenta.

Es genial y yada yada. Pero es una película.

Noe dijo...

Pobre Ledger, loco...siempre aposté por ese pibe, y el muy atorrante se fue de gira larga. Una pena. Veré la peli, oh, sí.

Salud!

. dijo...

Querido Martín. Oscuros estamos todos, acá Batman, presente. Estoy así, oscura como decía... más que oscura triste, pensando en las cosas que tienen o no tienen algun sentido. A veces pienso en eso, todo el día como loca... A veces, solo a veces es todos los días.

Querido Martín, prontísimo me voy a baires, no doy más. Esta ciudad está triste igual que yo...

Martín dijo...

No se porque la manía en la distinción, el cine, como la música o la literatura enriquecen, calculo que no solo a mi sino a muchos. No se de que sirve separar ficción de vida: a veces cuento cualquier hecho artístico desde una mirada anecdótica, otras, como acá, me sale una vena un poco mas analítica. Lo mismo da. Creo que a cualquier cosa que nos suceda, le puede valer el epiteto "solo": es solo un chic@, es solo un trabajo, es solo un poema, el mundo no se va a acabar por ninguna cosa que nos pase o que contemos. Lo importante es asumir eso mismo con entusiamo o pasión, sea lo que sea, y si estos comentarios tienen esa "vehemencia apocalíptica", bienvenido.

Que haces Noe? Un gusto verte por acá. Es notable como Ledger pasa del campesino de "Secreto en la montaña" a este lunatico. Abrazo grande!!

Que lindo tener noticias tuyas Paula! Es cierto lo que decís, no se bien que anda pasando. A veces me doy cuenta que algunos pensamos demasiado en todo, y eso definitivamente no hace nada bien. Nos vemos pronto entonces!! Beso grande!!

Mariana dijo...

WHY SO SERIOUS, TIN? LET´S PUT A SMILE ON THAT FACEEEEEEEEEEEEEEEEE

WWAAAAAH JAJAJAJAJJA AJJAAAAAAAA

jajajaja

Dos cosas:
1) "lo horrible que es ir al cine en vacaciones de invierno" (estás loco)

2) La ví, sin palabras, me quedé ascelerada, me costó conciliar el sueño esa noche. Tuve que escuchar Spinetta un rato jajaja