lunes, 11 de agosto de 2008

Barrilete



Cuando estudiaba cine me explicaron que había un director (¿Antonioni?) que en sus películas trabajaba constantemente con el fuera de campo. La película siempre parecía resaltar lo que no estaba ahí, o le daba una funcionalidad extrema a lo no figurado, o a lo que no se cuenta, que por no contarse no deja de existir, como sucede en los relatos de Hemingway. Hoy, que volví a ver esta foto, pude comprender (sentir) realmente todo este asunto de Antonioni.


10 comentarios:

derian dijo...

Antonini. El desierto rojo me dejó una impresión grata. De esas cuando decís: ¡Qué hijo de puta, cómo se puede filmar esto!

¿Dónde estudiaste cine? A mí me tienta hacer un cursito en el rojas, en verano. El otro día estaba viendo que hay miles.

Besitos!

Romina Paula dijo...

"una sensación que crece a mis espaldas", genial che. las dos cosas. abrazo por asalto

Trescaídas dijo...

¿Viste la película "El hijo", de Jean-Pierre y Luc Dardenne? Pienso en esa película cuando hablás del fuera de campo... Me parece que utiliza un fuera de campo visual, pero también un "fuera de campo emocional" (algo así...).
Acá encontré un comentario sobre la película... Creo que le da con un caño, pero no estoy seguro. A mí me gustó mucho.
Saludos.

mar dijo...

que maravilla...lo sugerido, lo no dicho...lo que no se ve y sin embargo puede leerse
lindo post!

Eliana dijo...

La verdad no conozco a Antonini (tal vez sí) pero me gusta mucho el cine o mejor dicho mirar películas, es otro modo de aprender y construir realidades. Pero esa foto me connota muchas cosas, la sencillez, un momento del pasado, lo rústico (por la simpleza). Es una imagen calida con un toque de ternura. Es muy linda!
Saludos! Muy buen blog!

Martín dijo...

Hola Marisa, si, lo que está mas allá de la fotografía ¿no?

Gracias Romina y un gustazo verte por acá...

trescaidas: no vi "El hijo" pero alguna vez tuve ganas, creo que había ganado algunos premios interesantes en festivales (¿Berlin?) Creo que mas allá de una disposición estética, lo que está fuera se deja fuera por algo y ahí recae mucho de su peso afectivo ¿no?

Eliana: agregaría algo a lo que me decís pero si me pongo a hablar de mi yo pequeño o de mi vieja me pondría insoportable!! Gracias por la pasada...

Maldita dijo...

hola no te conozco pero me resulto muy interesante este blog, espero no molestar con mi firma, en realidad av eces el cine la fotografia hasta un silencio en teatro te llevan a sitios y cosas etereas y abstractas que pesan todo el tiempo mas que las palabras...

iv dijo...

martin me gusta como esta este blog estetica y sonoramente.
no digo literariamente porque eso ya lo he dicho y se mantiene.. te voy a mandar alguna foto asi bordes redondos que me dio mi madre de unos paisajes de su viaje de egresados.beso

pamela dijo...

Acaso ese es el Martincito que todos conocemos??, a veces me voy al campo y es una belleza, por supus cuando comienza a caer el sol y las primeras gotitas brillantes de un leve rocío crepuscular comienzan a vislumbrarse es hora de volver a la casa que está del otro lado de la ruta
Bye =)

L. dijo...

hey ¿que acelga? hace meses que no pasaba, ¿cómo va la vida? yo muy fuera de todo esto (léase: blog) me gustaría saber algo de ti. Volví a postear, pero no sabría decir por cuanto tiempo. Te mando beso y que estés bien, saludos