miércoles, 15 de julio de 2009

Echale agua


En nuestras charlas quincenales con la psicóloga jipi tenemos un punto de fricción: ella ve en la dificultad actual por mantener cualquier relación de pareja la marca de un individualismo extremo que nos coloca a nosotros (léase los sujetos) como borders entre la psicosis y la neurosis. Así somos los jóvenes posmo. Yo me resigno: soy individualista y punto. Igual creo que el cruce está en otro lado, entre el cinismo contemplativo y la conciencia social. Ponele, yo miro esta foto y me viene un wow, pero un wow estético. Onda: ¿Cómo carajo hizo este tipo para sacar semejante picture?




5 comentarios:

Lucila dijo...

Claro chabón, más que un roce con la psicóloga jipi, eso es el choque de un bondi con un camión de dos acoplados.

Male dijo...

con photoshop!

odio el jipismo en los psicólogos. en otras profesiones puedo llegar a tolerarlo. Hasta yo me la doy de jipi por momentos, y me sale mal. Pero en los psicólogos es una combinación totalmente repulsiva, loco.

Ro dijo...

A mi también me vino un wow, pero acompañado.
Sobre la psicóloga prefiero no opinar...
Mi beso, Martincito.

Martín dijo...

Ni hablar Lu, lo sé lo sé, un quilombo ¿no? El tema es como salir ileso de ahí...

Pero fijate Male que el protoshop le quita dramatismo, me parece que le juega a favor. Ahora, que se io, igual ni tengo una opinión formada sobre las relaciones entre el jipismo y las profesiones urbanas. Igual me viene imagen de peli de Woody che

Mejor Ro, la combinación psicología y jipismo está levantando polvareda!!! Besin!!!

Irina dijo...

Jipis y jipas, no sé. Al final, claro que hay conciencia social, pero por ser social no dejas de ser vos, con apreciaciones estéticas...

Mirá que en foto eso es joooo, buscate imágenes de "Salgado", es un documentalista que hace fotografía de barrios deprimidos en Brasil.

Los artistas se sirven de la desgracia social, la muestran claro, pero no dejas de lucrar on eso. Leete Hamlet Machine también, no sé, me recordaste un discusión eterna con algunos conocidos.