sábado, 25 de julio de 2009

Me importa nada que sea para chicos


Tengo acá al lado el papelito de una obra llamada Frin, basada en una novela de Luis Maria Pescetti, que me llevé el finde pasado de la entrada del teatro Vera Vera. Tiene unos dibujos muy piolas y tres versos que me mataron. Dice así:


Hay corazones diminutos

que llevan cargas enormes

como las hormigas


7 comentarios:

Corina Margarita dijo...

las cosas para chicos son las más lindas...(las cosas parecen tener otro tipo de peso)

esos tres versos son matables

Besos

Male dijo...

Otra vez me dieron ganas de reclamar mi libro Luismaríapescettiense.
Sonará infantil (también) pero siempre me resultó raro que existan padres que llamen María a sus hijos varones y que esto, encima, de cuenta de un espíritu conservador.

Mariana dijo...

HOLA TIIIIIIIIN MIDEN QUIEN LLEGUÉ!

Jáuregui dijo...

cuánta verdá en esos versitos.

romina dijo...

no sé si me mató la lucidez o la ternura, qué cosa mas linda

Martín dijo...

Hablando de cosas para chicos, hace un tiempo fui al cine a ver "Up", la de dibus con el viejo que se va al Amazonas. Bueno, no si el peso es distinto o no, o si directamente no es una peli para chicos, el asunto es que poco me faltó para terminar moqueando Corr... (Pero estamos de acuerdo igual)

Reclame Male, reclame! ¿O sea que los padres que llaman María a sus hijos con sujetos conservadores? ¿Esa es la máxima?

La gente que saluda en mayúsculas me puede... (hola mariana!!!!)

A mi me mataron esos versitos Jauregui, que te puedo decir...

Eso rom, lo groso es la mezcla. Me encantaría cerrar un poemin así, que se io, se me hacen demasiados lindos esos tres versiños!

Luisa Ballentine dijo...

Ay, me encantó Up! y eso que yo no veo películas de dibujos, me aburren. A mí no me gustó ratatuil. Pero UP me motivó. Me encantó Russel!