lunes, 25 de enero de 2010

Módulo de entrenamiento


Un par de noches atrás, en un jardín con diez pinos y botellas de cerveza vacías, charlábamos sobre nuestras primeras lecturas: yo empecé con comics, libros de terror para chicos y Emilio Salgari. El primer libro que recuerdo haber comprado fue La zona muerta de Stephen King; el primero que recuerdo haber leído, o sea, ese libro del cual tengo una imagen clarísima del momento de lectura, fue Parque Jurásico. Viajábamos al campo y yo me enfrasqué toda la ida en el asiento de atrás del Renault 12: esa noche nos quedamos con el auto en un camino de tierra y yo leí hasta dormirme. En cambio a ella le leían Mark Twain y Jack London cuando era chica, recuerda también una adaptación de Star Wars. Stop. No es tan extraña la lógica editorial que va del cine a la literatura, bah, si, quizá sea extraña, naturalmente es usual el pasaje de la novela al cine y no viceversa. El asunto es que me puse a pensar que película me gustaría adaptar (como sea) y escribirla. Tengo una genial: es una peli de los ochenta que transcurre mitad en el oeste yanqui y mitad en el espacio. El protagonista es un chabón veinteañero que vive en un trailer con su madre, labura de lo que puede y tiene una novia preciosa. Como no tiene un mango, es cero cool y no le sobran los amigos, pasa el rato jugando a los fichines en un videogame de naves espaciales, onda Stargate. Una noche, con todos los vecinos aplaudiendo y gritando detrás, rompe el record y pasa la final. Al día siguiente un tipo muy raro pregunta por él y le explica que el stargate era una especie de modulo de entrenamiento que prepara aviadores para una guerra interestelar. Si alguno sabe de lo que estoy hablando, si alguno recuerda el nombre de la peli o algo, por favor tire data…


7 comentarios:

Emiliano dijo...

Chino.. por lo que estas describiendo me suena mucho al "El Juego de Ender" de Orson Scott Card.

Si ese es el libro .. librazo!!

Emiliano dijo...

Ahh .. y si ese llega a ser el libro, vienen hace rato con que la están por hacer la peli ... así que llegaste tarde!!

Carito dijo...

Tarde, ya hay una peli... pero no se el nombre en cuanto lo recuerde te lo digo!

Martín dijo...

Ehhh... ¿Qué libro? Hasta donde yo sé no hay libro, solo film, y lo digo casi por intuición, en realidad no se, porque el argumento es super jugoso, asi que quizás... La onda era pensar que peli se podría adaptar literariamente!! Yo la tenía grabada en vhs, pero la busqué y nada, asi el googleo no me sirve... no se nombre ni director!!

Grrrrr, claro, ya hay peli, esa es la idea!! jajaja

Trescaídas dijo...

Loco, yo también vi esa película, y también me encantó... No había vuelto a recordarla hasta leer este post. Por supuesto tampoco me acuerdo del nombre, ni del actor. Igual, posiblemente el nombre con que la vi (en España) fuese distinto al de acá... Como sea, tengo grabada en la memoria esa escena en la que rompe el record... ¿No había marcianos iguales a los del ejército aliado en la Guerra de las Galaxias (esos que estaban siempre frente a las computadoras y pantallas gigantes)?...
Saludos.

Martín dijo...

Por fin!! No te imaginas lo solo que me sentía!! Te juro que no tengo la mas puta idea de los marcianos, si, de una, la escena en que rompe el record es formidable. ¿No tenía un vecino que era el mismo negro que actua en "El resplandor"?

Trescaídas dijo...

Ah, ahí ya me flaquea la memoria... y bué, éramos bastante chicos (yo debía tener unos diez u once años, me imagino...).
Comparto tu opinión sobre el planteo de Thays. A mí lo que me inquieta es que desde este lado del hemisferio, en general, asumamos la misma mirada eurocentrista para legitimar nuestras producciones y circulaciones literarias. Es cierto: hay una insalvable cuestión monetaria -España es un buen mercado-... pero no deja de haber una relación estrecha entre esas dos cosas. Me gusta este debate, voy a tratar de seguirlo en el blog. Pasá cuando quieras.
Abrazo.