viernes, 14 de mayo de 2010

El domador

Les quería contar algo: hace un rato me enteré que el tío de mi madre acaba de morir y que les dejó a sus hijos algunas pocas hectareas de campo en Morteros. Pero lo interesantes es otra cosa: el tío de mi madre era domador de leones. El ñato vivió muchos años de su vida en Colombia, llegó a administrar un circo y en los setenta compró su primer león por quince mil dolares. Al tipo le faltaba un pulgar y una vez había visto como su león le arrancaba la cara a una borracho que, en un mal día, decidió acercarse demasiado a la jaula. Imagino que lo primero que debe hacer un domador es hacerle entender muy rápido a su animal que él no es parte de su menú. Como sea, una profesión muy extraña, domar leones.

2 comentarios:

Irina dijo...

Linda fotiwis la que encabeza tu blog ahora.

Antes las profesiones eran más interesantes, ¿no?

El papá de mi abuelita era buscador de tesoros. Y el papá de mi papá tenía una empresa carguera con mulas creo (bueno, lo último no es interesante).

Mirá que puedes decir 'un tío ahí, domaba leones', como si nada.

Carito dijo...

y las maestras a su medida, doman, domestican niños!!!