martes, 7 de abril de 2009

Entrada a pie de página


El sábado las fui a escuchar a Cobra: una librería muy chic cerca del Parque Centenario, tan coqueta como pequeñísima, que tiene un buen surtido de poesía contempo, fotografías y libros raros de Aira. Como es normal, llegué tardísimo así que me tuve que plantar afuera mientras una de las chicas empuñaba su viola. Cuando el interior se fue desagotando pude chusmear y llevarme un librito bastante artesanal con poemas de Bukowsky. Claro. Las cosas suceden a destiempo: en mi época sub-20 leí algo en un una edición horrible, que venía con los poemas y su traducción engrampados a doble página. Me quedé con ganas de comprar un libro de Diana Bellesi y otro de Mariano Blatt. Últimamente la guita no me alcanza para nada. Tengo que volver. En el viaje en tren anduve leyendo algo; me fui hasta Castelar, a la despedida del amigo que se va por un año a Nueva Zelanda (Acordarme siempre de esta frase de Bioy: “Los viajes, por que nos enriquecen de recuerdos, agrandan la vida”) Demasiadas cosas esa noche, demasiado, como si hubiese vaciado el tanque de golpe, como si ahora solo me quedara un cansancio enorme y puro desgaste.


Voy a copiar uno de los contados poemas no tan pesimistas del viejo lobo:


Conocí a un genio:


conocí a un genio en el tren

hoy

como de seis años de edad

se sentó a mi lado

y mientras el tren

avanzaba a lo largo de la costa

llegamos hasta el océano

entonces él me miró

y dijo

no es hermoso.

fue la primera vez que me

percate

de ello.


11 comentarios:

Ro dijo...

Yo fui un día a Cobra, el año pasado y a pesar de que llegué temprano tuve que hacer magia para entrar. Que se yo, es uno de esos lugares en los que te sentís como en tu cuarto no?? y como fue un evento en el cual encontré a varios amigos no pude quedarme a mirar los libros pues me llevaron cuando todos salieron, pero... voy a volver. Sí señor.
Mi beso.

Liter@to dijo...

El poema que citaste Martín me mató. Realmente me pareció espectacular. La verdad no más palabras. Un placer leer esta entrada.

Saludos, amigo.

eterno sindrome pre menstrual dijo...

Nunca fui
me dieron ganas

yo dijo...

El océano es lo mejor del mundo, sin duda.

No concuerdo contigo en que las cosas suceden a destiempo, al contrario, suceden justo cuando deben, nunca antes ni después.

Ya, demasiado zen por hoy. Talué.

Male dijo...

Podrías haber contado que conociste a Perla, también, aunque no los haya presentado!

"Él tiene un block" debería haberle dicho, así entendía.

Male dijo...

Podrías haber contado que conociste a Perla, también, aunque no los haya presentado!

"Él tiene un block" debería haberle dicho, así entendía.

Martín dijo...

Si me hubieses presentado a Perla, Male, eso iba de cajón en este post!! Que me hubiese dicho?? Ay Ay Ay, cualquierísima lo tuyo...

Andaaa Luisa...

Y hay otros que ni te cuento Literato, pero no me daban colgarlos por el tono.

Si Ro, pero ¿como evitar un pequeño chusmeazo cuando entras a una librería? Yo no puedo, te juro que no!

Ey, hola, chicas!!

derian dijo...

no puedo ser, yo a ese poema lo tenía grabado en la mente como:

el mar no es para nada bonito
fue la primera vez que me percaté de ello

o sea, un sentido totalmente distinto, ahora dudo!!

derian dijo...

todas las versiones que encuentro en la web me dan la razón, acá pasa algo raro! quién lo tradujo martín jaja?

Martín dijo...

Tenés razón! Lo rareti es que me llamó la atención ( y ahí el atractivo) lo anti-bukowsky que era. El traductor no figura (ediciones seudo independientes) pero es un error de impresión, cierra el verso con algo que es - pero a la vez no termina de ser- un signo de pregunta. Ahi tá. Que cagada. Algo dejó de ser lo que era.

derian dijo...

no sé, pero le dio un aura especial al post; una rareza la verdad, jajajajaja