miércoles, 15 de abril de 2009

El tatami


Mi perro se llama Bob. Se llamaba Bob en realidad. Goyo es la cría que recibimos cuando Bob sirvió a un pastor alemán. Al peludo le costó un huevo y la mitad del otro, al principio no quería, cuando le tomó el gustito no quería parar. Cuando me fui me llevé al perro y Goyo, por supuesto, se quedó con mis viejos. Ahora debe andar por los siete años. Es lindo. Se queda tirado cerca mientras escribo en la pieza o cocino o me pego un chapuzón en la pile. Tiene los ojos mansos de sueño y una tontera que a veces se acerca tanto a la lucidez que da un poco de miedo: esos perros que, en alguna parte, parecen esconder un brillo de inteligencia. La cosa es que a mi me gusta fumar faso en las alturas: ni siquiera en la segunda terraza sino arriba del tanque de agua: a veces pensaba, cuando te pega esa paranoia tan especial que te brinda la marihuana, que cualquier vecino podría verme trepando o bajándome del tanque y naturalmente agarrar la escopeta y rajarme los sesos de un tiro. Esa altura es exquisita, porque estás más alto que nadie, en Ramos no hay tantos edificios, al menos fuera del centro y entonces te podes tumbar tranquilo, mirar las cosas, pensar. Sos el dios de tu cuadra. Y abajo Goyo me mira y a veces, justo antes de que me decida a bajar, suelta esos chumbones bárbaros, como si no me reconociera. Entonces es cuestión de descender y calmarlo con caricias en la trompa, aclararle que ya no soy el dios de nada, que ya pasé los treinta y estoy a su altura, que ya es hora de agarrar la correa y salir de paseo.

El cuento completo acá

10 comentarios:

r dijo...

AAAAAGGGGGGGRRRRRRRR!!
lo que ya dije, insisto

abrazos

Male dijo...

so grosso vo

Martín dijo...

Oh, que alegria que poeta y chica que lee en cobra digan eso!! :)

Cece dijo...

tatami, tatami
justo hoy cuando iba en el bondi pensé que tenía que escribir algo con esa palabra.

Martín dijo...

Es una palabra que rebota mucho, viste Cece?

Ro dijo...

quiero más!
perá que ahí voy

Noe dijo...

estem... me siento rara!

Martín dijo...

Ey, hola loca!! Rara? Por qué tomé prestado el nombre de tu perro?? x dió!! Y eso que tuve ganas de ponerlo a dormir espalda con espalda con Hernán... cuac... jaja!

Beso che!!

No te sientas rara, Goyo es un fenómeno!!

Noe dijo...

Hay fragmentos de mi vida mezclados ahí!!! exijo comisión!!

(Beso, Tincho)

Martín dijo...

Shhh, tené cuidado, decí que es medio dificil que alguien lea los coments de los posts viejos, sino se van a poner a atar cabos negra!!

Na, en general todo se va mezclando, hay un par de puntas, y creo que van a desaparecer con las reescrituras!! Exagerada!! jaja

Ah, pero si llegaste a ir a la adivinadora, escribime un mail, eso me re interesa!!!

Beso noe!!