domingo, 28 de marzo de 2010

Cine

Por un lado tenemos a Estocolmo, diez grados bajo cero, o sea, mucho pero mucho frío, una madre ausente, un padre homosexual y una tasa de suicidios delirante, pero especialmente tenemos a un rubión divino de doce años llamado Oskar; por otro lado tenemos sangre, vampiros y a Eli. Oskar + Eli: una gran historia de amor. De yapa, una fotografía tan bella como la música y una secuencia final para no olvidar por un tiempo.

Dejame entrar de Tomas Alfredson.

6 comentarios:

Noe dijo...

un film de una belleza increíble. en todo sentido. y un final que te deja bastante turulato, aún pasando así, despacito, sin efectismos... qué gran peli! la historia de amor mejor contadas que he visto en estos últimos tiempos.

NNNNN (le doy cinco Noelianas, jajaja)

bruno jamastuve pesci dijo...

la alquilo y la veo, eso de ver online me rompe las pelotas.

:D

Noe dijo...

jalinek, la peli para los latinos fue traducida como "Criaturas de la noche" (lo digo también por el quejoso ese que si no la ve del video club se muere de un ataque de pánico).

(el título original es "Let the right one in". ¿por qué somos tan escandalosos los latinos con las traducciones? ¿nos creemos originales?)

Martín dijo...

Somos demasiado modernos para creernos originales, son cosas del mercado vio?

Lucila dijo...

Cara de oreja de elefante sordo, lo que dicen que nos perdimos, per deusss.

Lucila dijo...

por deusss

ay

me voy a morir prontito

los banco tanto, queridos