domingo, 8 de marzo de 2009

Los domingos son para dormir


Aunque nuestro gurú musical nos advierta que los años no pasan en vano, que esos alaridos deben dejarlo exhausto, que, es verdad, ya no canta como antes, nos importa todo un huevo: a Tom lo seguiríamos hasta el fin del mundo.



2 comentarios:

Ro dijo...

Si señor!!

Beso dominguero.

simalme dijo...

El único¡