viernes, 23 de octubre de 2009

Pogo


Sentados los cuatro, frente a platos calientes,
necesitamos avanzar. ¿Es esto
lo que quería decir?
El balcón, a tus espaldas
da sobre un corazón de manzana
donde la luna ilumina techos y cables.
Sacudida por el viento,
la ropa colgada produce aplausos secos
para nadie.

¡Los pensamientos brotan de mi cabeza
como el sudor!

Bajo el cálido cono de luz,
el brillo de los cubiertos
y el tintinear de vasos y botellas
cometimos la estupidez
de recurrir al mito para ordenar el mundo.

"Lo único que podemos hacer
-dice él- es superar a nuestros padres".
Y yo digo "Sí, sí" y mastico
un pedazo de carne seca.

Nos ponemos tensos. ¿Y ella?
Devorada por el perro de la maternidad
ya no puede articular palabra.
Deberíamos irnos, pero no podemos.

Pienso en la rutina de los parques,
los besos, los paseos al aire libre,
la oscuridad del cuarto
en el que mis viejos se convirtieron en hermanos.

Los días se apilaron entre algodones
como pastillas en un frasco.
¿Nos van a venir a visitar más seguido?
¿La pasaron bien? ¿No te molestó
que te dijera esas cosas?
"No", digo. El violín finísimo
de un mosquito orbita mi cabeza.
¿Cómo pudo escapar del invierno?
¿Cómo podremos alguna vez
escapar de este cuadro?

Distribuimos nuestro tiempo
entre el miedo a la muerte y el miedo
a los demás; la gramática
incomprensible de una reunión de amigos.

Pongámonos los sacos,
saludémonos, deseémonos suerte
y salgamos a la calle
bajo el abrigo confortable de la psicología.


Fabián Casas



7 comentarios:

Noe dijo...

y está buenísimo el puema, che.

romina dijo...

(yo sigo con las frases célebres)
"cómo estamos hoy eh"

abrazo grande, nenito

Martín dijo...

Vos Noe sabes mejor que nadie que desde este humilde blog, lo super bancamos a Casas!!

Otro para vos Rom!! Así que fana de los Super Ratones? Mirá! :)

Lucila dijo...

Todo bien con Casas, pero para cuándo el tomómetro?

Lucila dijo...

Casas puaner. =P

Jáuregui dijo...

me aburrió un toque Casas, pero este poema es jevi jevi.

Male dijo...

uf
es genial